Archivo

Archive for the ‘Aclaraciones del maestro’ Category

Ayuda para Construir tu Circuito

Como se ha comentado esta mañana en clase, os voy a ofrecer un poco de ayuda con respecto al circuito.

En la imagen de la izquierda tienes un simple circuito en serie. Como ves, hay que ir conectando los diferentes elementos del circuito utilizando cable. La primera pieza que conectaremos será el interruptor.

Los interruptores llevan en su interior dos piezas metálicas. Tenemos que conectar una pieza de cable desde la pila hasta uno de los conectores metálicos del interruptor. Desde el otro conector, sacamos otro trozo de cable hasta uno de los conectores de un portalámparas.

Del otro extremo (conector) del portalámparas saca otro trozo de cable hacia el siguiente portalámparas. Y así hasta que llegues al último, que conectarás a la batería (pila).

Si observas el dibujo te resultará bastante simple realizar tu circuito. No obstante, conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones:

Cuando vayas a pelar un cable, ten cuidado con los objetos cortantes (tijeras, por ejemplo). Al hacer fuerza podrías cortarte.

No intentes abrir la batería (pila), ya que su interior contiene sustancias tóxicas para el organismo.

Si conectas un motor, ten en cuenta que consume más energía que las bombillas. Probablemente el motor pueda dejar sin energía a las bombillas.

-Planificación del montaje:

Con independencia del montaje que quieras hacer (una ciudad, un coche, etc), antes debes planificarlo. Sería interesante que en la tabla que utilizarás como soporte dibujes o diseñes lo que tienes pensado hacer. A la hora de componer tu montaje te resultará más sencillo de llevar a cabo.

Bueno, espero que los consejos anteriores te hayan servido de ayuda. Buena suerte.

AYUDA PARA ELABORAR UNA DIETA EQUILIBRADA

En las siguientes líneas te muestro un listado de los nutrientes, especificando los alimentos en los que se encuentran. Con este listado, te resultará muy fácil elaborar una dieta completa que contenga todos los nutrientes:

-Información con alimentos para elaborar una dieta que incluya todos los nutrientes necesarios:

Alimentos ricos en Vitamina A (Eq. retinol)
Alimento Vitamina A (mcg)
por
100 g de alimento comestible
Hígado 20.000
Aceite de hígado de bacalao 1.800
Zanahoria 1.346
Grelos y nabizas 1.000
Margarina 900
Paté de hígado 830
Mantequilla 828
Queso graso 800
Huevos de gallina 740
Batata y boniato 667
Caviar 560
Espinacas 542
Nata 500
Berros 500
Pez espada 500
Mango 478
Queso Cammembert 453
Riñón de cordero 330
Endivias 250
Almejas, chirlas 250
Quesos curados 230
Nísperos 218
Tomates 216
Caquis 158

Fuentes de vitamina B1 o Tiamina son: Carne de cerdo, levaduras, legumbres, cereales integrales, carne de vacuno, maíz, frutos secos, vísceras (hígado, corazón, riñón).

Otros alimentos ricos en vitamina B1 son huevos, patatas, avena, arroz completo, arroz enriquecido, trigo, harina blanca enriquecida, semillas de ajonjolí, nueces, Leguminosas (Frijoles, garbanzos), cacahuates (maní), chícharos, frijol de soja y patatas.

Fuentes de vitamina B2 o riboflavina son: carnes y lácteos, levaduras, cereales y vegetales verdes.

Fuentes animales de vitamina B3 o Niacina son: Pollo, carnes magras, hígado, corazón y riñón, pescado, atún, salmón, huevos y leche.

Fuentes vegetales de vitamina B3 o Niacina son: Tomates, brócoli, patatas dulces, zanahorias, espárragos, hongos y vegetales de hojas.

Algunas semillas también son alimentos con vitamina B3 como granos o productos integrales, legumbres y vegetales de hojas.

Fuentes de vitamina B5 o Ácido Pantoténico son la mayoría de los alimentos. Los alimentos que con tienen mayores cantidades de vitamina B5 son los granos (como los granos de cereal) y huevos.

Fuentes de vitamina B6 o Piridoxina son: el germen del trigo, carne y verduras, alimentos ricos en azúcares refinados, aditivos y colorantes.

Las fuentes de vitamina B6 o biotina de origen animal son principalmente en los riñones, hígado, pollo, pescado, yema de huevo.

Las fuentes de vitamina B8 o biotina de origen vegetal son hongos, algunos vegetales como la coliflor y la patata, frutas como el plátano, la uva, la sandía y las fresas, cacahuete, levadura, leche, almendras, nueces, guisantes secos y en la jalea real.

Alimentos de origen vegetal ricos en vitamina B9 o ácido fólico son las legumbres ( garbanzos, lentejas, etc.), y también vegetales de hoja verde como la espinaca, escarola, guisantes, alubias secas, cereales fortificados, frutos secos y semillas de girasol.

Alimentos que contienen vitamina B12 o cianocobalamina son: derivados de la leche, riñones, huevos, hígado, carnes y pescado.

Los alimentos fortificados (la leche, yogurt, margarina, derivados grasos, cereal de desayuno y pan) representan la mayor fuente de Vitamina D puesto que existen muy pocos alimentos que contengan vitamina D de forma natural en cantidades significativas.

La vitamina E está en multitud de alimentos, principalmente de origen vegetal.

Los alimentos vegetales con vitamina E son vegetales de hoja verde, semillas, entre ellos el brócoli, la soja, las espinacas, el germen de trigo y la levadura de cerveza.

Alimentos de origen vegetal ricos en vitamina K son verduras de hoja verde oscura (lechuga, espinaca, col rizada, brócoli, col de Bruselas), germen de trigo, aguacate, cereales, alimentos orgánicos, algunas frutas como el kiwi, cambur o bananas, productos de soja y algunos aceites vegetales (soja, algodón y oliva).

Las fuentes de vitamina C naturales son origen vegetal: la gran mayoría de verduras y frutas contienen vitamina C. Los alimentos con mayor contenido de vitamina C son los cítricos, los pimientos, las coles, espinacas, la coliflor, las patatas (papas).

También se puede encontrar vitamina C en frutas como los mangos, el plátano, la piña (ananá), la manzana y el melón.

Existen 19 elementos que se consideran indispensables para la vida humana. Según la cantidad en que cada uno de ellos se halla en los tejidos vivos se clasifican en elementos principales y en oligoelementos.

Los principales son aquellos que se necesitan en grandes cantidades: calcio, fósforo, potasio, sodio, hierro y yodo.

Los oligoelementos actúan en el organismo en muy pequeñas cantidades, y son los siguientes: magnesio, cobre, cinc, molibdeno, manganesio, cobalto, flúor, azufre y cloro.

El contenido de minerales en los alimentos suelen depender de la proporción de aquellos que contienen las tierras de las cuales provienen. Por eso es poco probable que en los países importadores, donde se consumen alimentos procedentes de distintas regiones, se den tanto el exceso como el defecto proporcionales.

EL SODIO

El sodio está presente en todas los fluidos del cuerpo y es esencial para mantener equilibrada la proporción de agua que necesita el organismo, así como para la actividad de los músculos y de los nervios.

Un adulto necesita cuatro gramos diarios de este mineral, que se encuentra en una amplia variedad de alimentos, de modo que se obtiene naturalmnete con cualquier dieta. Sin embargo, debido a que en los países occidentales se sala la comida y a que la mayoría de los alimentos elaborados industrialemente también contienen sal, una persona suele consumir un promedio de sodio cinco veces superior al necesario , lo cual provoca numerosas enfermedades, sobre todo entre los niños pequeños y las personas de edad avanzada.

EL POTASIO

El potasio, presente en numerosas frutas y verduras, complementa al sodio y puede contrarrestar los efectos perjudiciales de éste sobre la presión sanguínea, por lo que resultaría ideal condimentar los alimentos con una mezcla de sales de sodio y de potasio, en lugar de sal común.

En casos excepcionales, la deficiencia de potasio ocasiona un fallo cardíaco, lo cual puede ocurrir si se abusa de purgantes y diuréticos, ya que este mineral se expulsa por vía renal.

En casos excepcionales, la deficiencia de potasio ocasiona un fallo cardíaco, lo cual puede ocurrir si se abusa de purgantes y diuréticos, ya que este mineral se expulsa por vía renal. Su deficiencia se expresa por irregularidad del ritmo cardíaco, debilidad muscular, irritabilidad y confusión mental.

EL CALCIO Y EL FOSFORO

Ambos son elementos estructurales principales, porque los huesos están compuestos básicamente de uno y otro. Puede decirse que cualquier dieta aporta el suficiente fósforo, y ahí que no se presenten prácticamente nunca casos de carencia de este mineral.

El calcio es esencial para la formación y la regeneración del tejido óseo y de las piezas dentarias (al igual que el flúor, con el cual se complementan y que, además, previene la osteoporosis y la calcificación de la aorta), e interviene asimismo en las actividades musculares y nerviosas y en la coagulación de la sangre, amén de fortalecer el latido cardíaco. Cabe señalar que los niños necesitan más calcio que los adultos, al menos hasta los 15 años de edad.

EL HIERRO

El hierro forma parte de la hemoglobina y, por lo tanto, participa en la oxigenación de la sangre. Esas dos son sus principales funciones. No obstante, también interviene en la eliminación del dióxido de carbono y en el mantenimiento de la estructura de los núcleos celulares. La deficiencia del hierro, una constante en los países desarrollados, tiene como consecuencia la anemia, o escasez de glóbulos rojos.

La absorción del hierro contenido en los alimentos es, en general, pobre. El alcohol, y en particular el vino, ayuda a su asimilación, aunque su exceso provoca que este mineral se acumule en el hígado, en el bazo y en la médula ósea. La vitamina C también favorece la absorción de hierro, y el cobre contribuyendo a su almacenamiento.

EL YODO

El yodo genera la tiroxina, u hormona tiroida, que controla la actividad del metabolismo corporal. La insuficiencia de yodo puede provocar bocio, y si se presenta en la infancia puede producir retraso mental.

EL CINC Y EL MOLIBDENO

Estos oligoelemnetos son necesarios para la actividad enzimática. El cinc se precisa para el crecimiento normal y para la maduración de los órganos reproductores.

La diferencia de ambos a la vez es muy rara, pero la falta de cinc puede producir enanismo o retraso del crecimiento, a tenor de cuál sea su nivel de carencia.

-Conociendo los nutrientes que contienen los diferentes alimentos, y aplicando la lógica en los alimentos al distribuirlos entre desayuno, almuerzo, merienda y cena, creo que te debe resultar muy sencillo elaborar una dieta que contenga todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo humano