Inicio > Aprendizaje Eficaz > LA PLANIFICACIÓN DEL TIEMPO DE ESTUDIO: CONSIDERACIONES PREVIAS

LA PLANIFICACIÓN DEL TIEMPO DE ESTUDIO: CONSIDERACIONES PREVIAS

Muchas veces los/as padres/madres se encuentran con que sus hijos/as, al llegar a casa, tienen que hacer una ingente cantidad de deberes.

Tradicionalmente, se ha achacado a los/as maestros/as este hecho, que supone para los/as niños/as una merma en el tiempo que necesitan para realizar otras actividades, también necesarias para su desarrollo social y emocional: jugar, realizar actividades deportivas, etc.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones la falta de tiempo se debe a una mala planificación: deberes que los/as discentes tienen que hacer, por ejemplo, en el plazo de una semana, se dejan para el último día. Lo mismo sucede con el estudio. Todo ello redunda en bajo rendimiento académico, falta de tiempo para otras actividades e incluso alteraciones en el comportamiento y el ánimo del alumnado.

Para evitar todos estos inconvenientes, nada agradables, se hace necesaria una correcta planificación.

Antes de llevar a efecto esta planificación, y para que esta sea efectiva, se hace necesario plantearse las siguientes preguntas:

-¿Qué estudiar?

Parece una pregunta muy tonta, por lo obvia que parece, pero no lo es. Con más frecuencia de lo que se piensa, hay estudiantes que desconocen qué es lo que tienen que estudiar, que no saben cuales son los contenidos sobre los que tienen que trabajar, ni su extensión, ni los temas. Darse una respuesta clara, precisa, y conocer en todo momento esta información se presenta fundamental para poder ir organizándose, ir adquiriendo conocimientos y obtener resultados satisfactorios.

-¿De cuánto tiempo dispongo?

Esta pregunta te llevará a otra referida a este tema: ¿Cuándo voy a estudiar? Esta información, y otras en relación al tiempo a dedicar a cada una de las materias, son necesarias para poder organizar el tiempo de que dispones, el tiempo dedicado al estudio y el tiempo que vas a dedicar a otras actividades, de tal manera que puedas disfrutar más de la vida en general y del estudio (parte muy importante de nuestras vidas, pero sólo eso, una parte) en particular.

-¿Dónde voy a estudiar?

El lugar de estudio es una de las claves para hacerlo bien; es necesario estudiar en un lugar adecuado, que reúna una serie de características facilitadoras de la concentración, en el que puedas tener tus materiales, que disponga de un mobiliario básico, etc. Si tu lugar destinado al estudio no reúne estas características, tendrás que adaptarlo o cambiar por otro que sí las reúna.

-¿Qué materiales, de todo tipo, necesito?

Los materiales son una parte muy importante del estudios, pues si careces de ellos o son malos, la organización será mala e inadecuada y los conocimientos, igual que tu preparación, serán, por lo mismo, deficientes.

Tener en cunta estas y otras variables que tú consideres importantes, junto a un análisis de tus deseos y necesidades, te proporcionará la información necesaria y sentará las bases de una buena organización.

Categorías:Aprendizaje Eficaz
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s